Jurisprudencia
Autos:Paredes Galicia, Samuel A. c/Municipalidad Distrital de Jesús María - Exp. N.º 25117-2019-0-1801-JR-LA-07
País:
Perú
Tribunal:Corte Superior de Justicia de Lima - Cuarta Sala Laboral
Fecha:27-07-2022
Cita:RL-MMMCCCXXIX-19
Voces
Sumilla
  1. Revocar la Sentencia N° 164-2022 contenida en la resolución número cinco, de fecha 29 de abril del 2022, que declaró fundada a demanda sobre desnaturalización de contratos y otros; y reformandola la declararon infundada en todos sus extremos, sin costas ni costos.


Corte Superior de Justicia de Lima - Cuarta Sala Laboral

Lima, 27 de Julio de 2022.-

 

VISTOS:

En Audiencia de Vista de la Causa virtual del 25 de julio del 2022; interviniendo como ponente el señor Juez Superior Carhuas Cántaro, se emitió la siguiente sentencia.

 

ASUNTO:

Viene en revisión a esta instancia, el recurso de apelación interpuesto por la demandada contra la Sentencia N° 164-2022 contenida en la resolución número cinco, de fecha 29 de abril del 2022, que declaró: 1) FUNDADA la demanda interpuesta por SAMUEL ANTONIO PAREDES GALICIA, contra MUNICIPALIDAD DISTRITAL DE JESUS MARIA sobre DESNATURALIZACION DE CONTRATOS Y OTROS, en consecuencia declaró la desnaturalización de los contratos de locación de servicios no personales e ineficaces los contratos administrativos de servicios, reconociéndole por ende un vínculo laboral sujeto a un contrato de trabajo de duración indeterminada desde el 01 DE ENERO DEL 2015 A LA ACTUALIDAD. 2) ORDENÓ a la demandada pague a favor del actor el importe de TREINTA MIL SEISCIENTOS TREINTA Y UNO CON 21/100 SOLES (S/ 30,631.21) por concepto de beneficios sociales (gratificaciones, vacaciones, asignación familiar y escolaridad), más los intereses legales. 3) ORDENÓ que la demandada se constituya en depositaria de la COMPENSACION POR TIEMPO DE SERVICIOS (CTS) del demandante por el periodo comprendido del 01 de octubre del 2015 al 31 de octubre del 2015; por tanto, la demandada deberá cumplir con mantener en custodia y pagar al finalizar la relación laboral este concepto, en la suma de S/. 1,171.53 soles, más intereses financieros. 4) ORDENÓ a la demandada deposite en la cuenta CTS del actor la suma de S/. 8,703.21 soles por concepto de compensación por tiempo de servicios del periodo comprendido del 01 de noviembre de 2015 al 31 de octubre del 2019, más intereses financieros. 5) ORDENÓ el pago de los costos del proceso, sin costas.

 

AGRAVIOS:

La demandada, en su recurso de apelación, invoca como agravios que la sentencia incurrió en error:

  • Al declarar la desnaturalización de los contratos de locación de servicios, desde el 01 de enero de 2015 al 31 de marzo del 2015, sin evaluar los medios probatorios presentados, si tenemos en cuenta que las labores que realizaba el actor es la de Operador de cámaras, calificándolo como obrero sin mayor análisis, puesto que por sus funciones no es propiamente un sereno municipal ni mucho menos un obrero sino un empleado, reconociendo un contrato indefinido bajo el régimen de la actividad privada, pese de haber prestado funciones bajo el régimen civil solo por tres meses.

  • Al declarar la invalidez de los contratos administrativos de servicios, sin tener cuenta que dicho contrato es perfectamente válido para contratar "Operadores de Cámara", Operadores de Radio" y "Supervisores CECOM", quienes deben conocer el uso correcto para el empleo del sistema de cámaras, radio con sus respectivos software, reportando y monitoreando las incidencias y emergencias a fin de darles el correcto seguimiento; por lo que la suscripción del contrato CAS es perfectamente válido, no correspondiéndole al actor ninguno de los beneficios peticionados.

  • Al otorgarle al demandante la calificación de obrero municipal, por el período de junio del 2004 a junio del 2008, sin tener en cuenta que un servidor municipal que desempeña labores de personal de seguridad no tiene la calidad de obrero, sino de servidor público empleado; y en caso de existir desnaturalización de contratos no le correspondería al demandante derecho del régimen laboral del D.L. N° 728, dado que por las funciones que realiza, nunca podría ser considerado como obrero municipal.

  • Al otorgar el pago de beneficios sociales de otro régimen laboral, cuando no corresponde, lo que le causa perjuicio y pone en evidencia que el Juzgado considera indebidamente al actor como obrero.

 

PRETENSIÓN IMPUGNATORIA:

La demandada, pretende que la sentencia recurrida sea revocada.

 

FUNDAMENTOS DE LA DECISION:

  • Conforme al artículo 370°, del Código Procesal Civil, aplicable supletoriamente al proceso laboral, ante una apelación, la competencia del Superior sólo alcanza a ésta y a su tramitación, por lo que corresponde a este órgano jurisdiccional revisor, circunscribirse únicamente a los agravios invocados por la demandada en su recurso de apelación respecto a la resolución impugnada; en observancia de los principios de congruencia procesal y motivación de las resoluciones judiciales.

  • Respecto al primer, segundo y tercer agravios invocados, referidos a i) la desnaturalización de los contrato de locación de servicios; ii) la invalidez de los contratos administrativos de servicios; y iii) al pago de beneficios sociales; cabe señalar que la sentencia apelada, al analizar las labores desplegadas por el demandante, como OPERADOR DE CÁMARAS Y OPERADOR DE RADIO EN LA SUB GERENCIA DE SERENAZGO, concluye en su fundamento 32) lo siguiente: "(...) en vista que, el cargo que ostentaba el actor, son funciones de un Obrero Municipal; y estando a que los obreros Municipales, conforme al artículo 37° de la Ley Orgánica de Municipalidades - Ley N° 27972, pertenecen al Régimen Laboral de la Actividad Privada, por lo que, esta judicatura, apartándose del criterio esbozado en casos anteriores; máxime si la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de la República como precedente judicial vinculante en la CASACIÓN LABORAL N° 7945-2014-Cusco, en la cual se señala que a los Obreros Municipales les corresponde el Régimen Laboral de la Actividad Privada regulado por el Texto Único Ordenado del Decreto Legislativo Nº 728, Ley de Productividad Competitividad Laboral, aprobado por Decreto Supremo Nº 003-97-TR; en ese contexto, se colige que la demandante solo podía ser contratado bajo el régimen laboral de la actividad privada, por tanto, esta Judicatura determina, considerar que el actor trabajo para la entidad demandada desde el 01 de enero del 2015 a la actualidad, bajo un Contrato de Trabajo a Plazo Indeterminado bajo los alcances del Régimen Laboral Privado - Decreto Legislativo N° 728.

  • En el presente caso, en la demanda se invocó las siguientes pretensiones:

  • Se declare la pertenencia al régimen laboral de la actividad privada y se ordene el registro en las planillas de dicho régimen desde el 1 de enero de .2015 hasta la actualidad, por desnaturalización de los contratos de locación de servicios del período 01 de enero al 31 de marzo del 2015 e invalidez de los contratos administrativos de servicios del 01 de abril de 2015 a la fecha.

  • Se ordene a la demandada el pago de beneficios sociales devengados en el período enero del 2015 a octubre del 2019 (gratificaciones legales, remuneraciones e indemnizaciones vacacionales, Compensación por Tiempo de Servicios, asignación familiar y bonificación por escolaridad).

  • Se ordene a la demandada incluirme en el Seguro de Vida Ley (Decreto Legislativo 688).

  • Atendiendo a los agravios formulados por la demandada, este Colegiado considera pertinente realizar el análisis en torno a la naturaleza de las labores realizadas por el actor en su condición de Operador de radio y Operador de Cámaras en la Sub Gerencia de Serenazgo; y en tal virtud, si resulta pertinente se le atribuya la calificación de obrero o empleado.

 

De la naturaleza de la labor de un Sereno municipal, Operario de radio y Operador de Cámaras: ¿obrero o empleado?

  • La Jurisprudencia Constitucional, históricamente asumió la posición de considerar a la actividad de vigilancia municipal como una de naturaleza permanente y le atribuyó el régimen laboral privado en virtud al artículo 37° de la LOM

    Exp. Nº 1171-2008-PA. Lima. Manuela Rodriguez Escalante. F. 6.; y Exp. N.° 01416-2008-PA/TC. Arequipa. Herbert Wilmar Fuentes Paredes. F.6

    , atribuyéndole la condición de obrero; sin embargo, en dichas decisiones no se advierten que se haya realizado el análisis específico, en torno precisamente a su condición de obrero o empleado, ni sobre las funciones o actividades que le competen a las Municipalidades; al punto de llegarse inclusive a extenderse dicho criterio para el caso del policía municipal; sin embargo, debemos puntualizar que en dicho proceso histórico, la asignación de la condición de obrero tuvo como objetivo principal únicamente, determinar la competencia por razón de la materia, para que los jueces laborales conozcan dichos casos con las Leyes 26636 o 29497

    Exp. N.° 10352-2006-PA/TC. Arequipa. Javier Luis Pineda Quilca. F.6

    .

     

  • De modo más específico podemos señalar que el Supremo Tribunal Constitucional, en las sentencias emitidas en los expedientes N° 2095-2002-AA/TC, N° 3466-2003-AA/TC, 0070-2004-AA/TC y 0762-2004- AA/TC, N° 0070-2004-AA/TC, uniforme y reiteradamente precisó que a los trabajadores serenos que ingresaron antes de la modificatoria del artículo 52° de la Ley N° 23853, efectuada por Ley N° 27469 (Pub. 01.JUN.2001), salvo en el caso de que los trabajadores hayan aceptado expresamente la modificación de su régimen laboral al régimen privado, les correspondía el régimen laboral público, es decir tenían la condición de empleados; y que a los serenos que ingresaron a partir del 02 de junio del 2001, en virtud a dicha ley, tendrían la condición de obreros y por ende estarían sujetos al régimen laboral privado; es decir, que según el Tribunal Constitucional, la Ley 27469, habría regulado el cambio de régimen laboral de los serenos; advirtiéndose de dichas sentencias la ausencia absoluta de análisis del porque considera a los serenos como obreros.

  • En los Expedientes Nº 1683-2008-PA/TC, Nº 2191-2008-PA/TC, Nº 6321-2008-PA/TC, N° 003637-2012-PA/TC, N° 02128-2012-PA/TC, manteniendo el criterio anterior, teniendo como premisa el ingreso al servicio bajo la vigencia de la Ley 27469 o la Ley 29792, les atribuyó la condición de obreros a trabajadores que brindaron servicios de "Sereno de la Guardia Ciudadana", "Vigilantes o guardianes diurno y nocturno", "Vigilante del Servicio de Seguridad Ciudadana", "Guardia Ciudadana, Serenazgo" y "Vigilante del Servicio de Seguridad Ciudadana", advirtiéndose de igual modo en dichas sentencias, la ausencia absoluta de análisis sobre las razones por los que considera a dichos servidores como obreros.

  • Por su parte la Corte Suprema de Justicia de la República, estableció dos líneas jurisprudenciales por los cuales en unos casos consideró al personal de serenazgo como empleados y en otros casos considerándolos como obreros, como se refieren a continuación:

Empleados:

La CASACIÓN N° 2533-2012-LAMBAYEQUE

Décimo cuarto: Además, doctrinariamente, tratándose de establecer las diferencias, entre los obreros y los empleados, el profesor peruano Rendón Vásquez ha señalado que aquellos constituyen los grupos más numerosos de trabajadores, cuya diferencia radica en la naturaleza del trabajo que realizan, los obreros se hayan en contacto directo con los instrumentos de producción y con las materias primas, sobre los cuales ponen en acción su capacidad laboral, mientras que los empleados no tienen, por lo general, esa relación, sus tareas, son más de oficina, de dirección, de planeamiento o de control; intervienen más en la esfera de la documentación, relativa a la producción de los bienes y servicios.

Décimo quinta: Asimismo, a fin de determinar el régimen laboral al que pertenece el demandante se debe tener en cuenta que el artículo 52 de la anterior Ley Orgánica de Municipalidades, disponía: «...el personal de vigilancia de las municipalidades, son servidores públicos sujetos exclusivamente al régimen laboral de la actividad pública (...), y que el artículo 37 de la Ley N° 27972, actual ley orgánica de municipalidades, solo dispone la aplicación del régimen laboral de la actividad privada para el caso de los obreros municipales, sin hacer referencia alguna al personal de vigilancia, menos a los policías municipales. Así como, se debe considerar que esta Sala Suprema ha precisado mediante ejecutoria emitidas en las Casaciones N° 7304-2009-SANTA y 6596-2008-PIURA, que dada la naturaleza de las funciones desarrolladas, a los policías municipales les corresponde el régimen laboral de la actividad pública, no pudiéndoseles considerar obreros; criterio que ha sido reiterado en numerosas ejecutorias (...) Por lo que al haberse desempeñado el actor como policía municipal, se encontraba adscrito al régimen laboral público, toda vez que la actividad de vigilancia ciudadana o seguridad ciudadana municipal (serenazgo) constituye una prestación de naturaleza permanente en el tiempo, por ser una de las funciones principales de las municipalidades

En sus fundamentos 14) y 15), estableció que el demandante como Policía Municipal desarrolló actividades de vigilancia ciudadana o seguridad ciudadana municipal (serenazgo), los que corresponden al régimen laboral público, porque el artículo 37° de la Ley 29792, dispuso aplicar el régimen laboral privado a los obreros municipales, sin hacer referencia alguna al personal de vigilancia, menos a los policías municipales, como también así lo estableció las CASACIONES N° 7304-2009-SANTA y 6596-2008-PIURA; y porque por la naturaleza del trabajo realizado por los obreros, se hallan en contacto directo con los instrumentos de producción y las materias primas, sobre los cuales ponen en acción su capacidad laboral; mientras que los empleados no tienen, por lo general, esa relación, pues sus tareas, son más de oficina, de dirección, de planeamiento o de control; interviniendo más en la esfera de la documentación.

 

La CASACIÓN N° 2754-2012-LIMA; en su fundamento 14), señala que si bien, en las actividades municipales de jardinería y limpieza no existe duda que son desarrollados por obreros por el predominio de la labor manual, no sucede lo mismo en el caso de la vigilancia o seguridad ciudadana, en la que existe una labor de predominante actividad intelectual, porque el policía municipal encargado de la seguridad ciudadana emite informes de los hechos ocurridos; y por ello concluyó que es un servidor público sujeto exclusivamente al régimen laboral de la actividad pública.

La CASACIÓN 12880-213-AREQUIPA, en su fundamento 7), concluyó que, del seguimiento normativo, se infiere que, en aplicación de la interpretación histórica y el principio de legalidad, que el cargo de vigilante corresponde a la condición de laboral de empleado, por ende, su régimen laboral el de la actividad pública (...).

Obreros:

La CASACIÓN N° 1071-2012- LA LIBERTAD, determinó que las labores del demandante fueron como personal obrero de apoyo a la Policía Municipal.

La CASACIÓN N° 802-2015-LIMA, en su fundamento 6), concluyó que las funciones de un agente de vigilancia y seguridad ciudadana, por su naturaleza revisten una labor de campo, de vigilancia, evidentemente manual, frente a la labor de un empleado que es más bien intelectual; por ende, la función desarrollada por el actor como supervisor e instructor en el patrullaje preventivo y disuasivo de serenazgo, no puede ser catalogada como labor de un empleado, toda vez que la naturaleza de dichas funciones nos remite en los hechos a labores de campo, de sereno, de vigilancia, de seguridad (...).

  • En tal escenario, la Segunda Sala Transitoria de Derecho Constitucional y Social de la Corte Suprema, en el VI PLENO JURISDICCIONAL SUPREMO EN MATERIA LABORAL Y PREVISIONAL; ante la existencia de las dos posiciones señaladas y la ausencia de una regulación legal expresa en torno al régimen laboral que le corresponde a los Serenos y al personal vinculado con las labores de serenazgo; realizó el VI Pleno Jurisdiccional Supremo, con la finalidad de unificar dichos criterios.

En el numeral 15) de las conclusiones en relación a la discusión del mencionado tema, se incluyó el análisis de la necesidad de hacer una valoración progresiva de derechos, a fin de aplicar los más favorables a dichos trabajadores, aplicando los principios Pro Homine y de Progresividad en la valoración de los derechos de ambas categorías (obrero o empleado) y determinar la categoría más favorable para el policía municipal y el personal de serenazgo; procurando la obtención de mayores derechos y beneficios, pues la falta de regulación legal expresa, no pueden ser motivo para restringir derechos a dichos trabajadores, sino, por el contrario, debe adoptarse una interpretación amplia que proteja a dichos trabajadores y les otorgue mejor derechos; y por dichas razones estimaron que dichos trabajadores deben ser considerados como obreros y aplicarles el régimen laboral privado porque les otorga mayores beneficios.

  • Como se aprecia, del referido Pleno Jurisdiccional Supremo, al desarrollar el sustento para atribuirle la condición de obreros a dichos servidores, no realizó el análisis sobre la naturaleza de las funciones reales y concretas que realizan en el ámbito de la Seguridad Ciudadana y, tampoco cuáles serían las razones y hechos por los que se concluye que realizarían labores predominantemente manuales; y basado únicamente en el fundamento que se sostiene por el hecho de la ausencia de regulación normativa, debe conllevar a desarrollar una interpretación con aplicación del principio indubio pro operario, para concederle los mayores y mejores beneficios; pese a que el artículo 37°, únicamente alude que los obreros están sujetos al régimen laboral privado, pero en extremo alguno se indica quienes serían los servidores que ostentarían dicha condición de obreros.

  • Finalmente, en el plano administrativo, el SERVIR como ente Rector del Sistema de Recursos Humanos, emitió el INFORME LEGAL N° 206-2010-SERVIR/GG-OAJ; en el cual pese a aludir a definiciones de expresiones como "manual" e "intelectual" contenidas en el Diccionario de la Real Academia Española, dedujo que "trabajo manual" es aquel que se realiza con las manos, de fácil ejecución, y que exige más habilidad física que lógica, mientras que "trabajo intelectual" es aquel que utiliza más el entendimiento, el juicio o el razonamiento; y "vigilancia" es el "Cuidado y atención exacta en las cosas que están a cargo de cada uno" o el "Servicio ordenado y dispuesto para vigilar". "Vigilar", por su parte, es "Velar sobre alguien o algo, o atender exacta y cuidadosamente a él o a ello"; en tanto que "Vigilante" significa "Que vigila", "Que vela o está despierto" o la "Persona encargada de velar por algo".; y concluir que el personal de vigilancia es aquel cuya función principal consiste en dar seguridad a las instalaciones públicas o privadas, proteger la integridad física de las personas, cautelar por el patrimonio, y velar por el normal desarrollo de los eventos para actuar ante cualquier situación que pudiera ser irregular; y en tal virtud le atribuyó la naturaleza de un trabajo preponderantemente físico al personal de vigilancia; sin una justificación fáctica concreta o que se sustente en hechos concretos; y basado al igual que el Tribunal Constitucional y la Corte Suprema de Justicia, únicamente en el hecho de la modificación la Ley Orgánica de Municipalidades, sin que ella haya precisado que en efecto el personal de Serenazgo y Vigilantes se consideren como obreros; y la ausencia de regulación expresa y en que se trata de una labor permanente;

  • Este Colegiado, hasta la fecha vino resolviendo los casos vinculados con los serenos municipales atribuyéndoles la condición de obreros, invocando como sustento la mención a los criterios jurisprudenciales antes referidos; sin embargo, estima pertinente modificar dicho criterio, expresando las razones que motivaran dicho cambio de criterio y el consiguiente apartamiento de los criterios Jurisprudenciales respectivos, de conformidad con lo previsto en el artículo 22° de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

 

Fundamentos para el apartamiento del Pleno Jurisdiccional Supremo y cambio de criterio:

  • Un primer fundamento, estriba en que no se tuvo en cuenta las reglas para la atribución del régimen laboral a los trabajadores que brindan servicios a las entidades pública; pues tal atribución no puede estar sujeto al deseo, elección o voluntad del servidor, sino que está sujeto a normas imperativas de orden público, que en el caso de los servidores públicos, pregonan la regla general de que todo servidor público está sujeto al régimen laboral público o de la actividad pública; y la regla de excepción es la aplicación del régimen laboral privado, prevista expresamente en la Ley o en una norma reglamentaria que le reconozca dicho régimen laboral u otro distinto; y en este caso, el artículo 37° de la Ley Orgánica de Municipalidades, no señala expresamente que los serenos tengan la condición de obreros.

  • Un segundo fundamento, es que para distinguir entre un obrero y un empleado, no basta con aplicar el principio del indubio pro operario sobre hechos y señalar genéricamente que la labor del obrero es predominantemente manual y el del empleado es predominantemente intelectual; puesto que si bien es cierto, que resultará claro y no existirá duda alguna sobre la condición de obrero, si éste se dedica exclusivamente a la ejecución de obras de infraestructura o actividades de jardinería o limpieza, en los que la labor manual es predominante; sin embargo, tal claridad no será igual en otras actividades como es el caso de la vigilancia o la seguridad ciudadana; o el caso de los choferes o conductores de vehículos o equipos; o los mecánicos de mantenimiento; en los que si existe duda respecto a si la actividad predominante es intelectual o manual; y tal duda sólo podrá despejarse a la luz de la identificación y descripción de las actividades concretas y específicas que se desarrollen predominantemente.

  • La necesidad de tal distinción es vital, pues de ello dependerá la asignación de: i) el régimen laboral y los derechos que le corresponde, dado que el régimen privado le confiere mayores beneficios económicos en la condición de obreros, como son las gratificaciones, la compensación por tiempo de servicios, seguro de vida, etc., los cuales en el caso de los empleados de las Municipalidades, tienen condiciones y cuantías menores; y, ii) el tipo proceso de proceso que debe aplicarse para resolver el conflicto laboral con su empleador.

  • Adicionalmente, desde la perspectiva del derecho a la igualdad, atribuir la condición de obrero a un sereno o vigilante, operador de radio u operador de cámaras de una Municipalidad Provincial o Distrital, podría vulnerar tal derecho constitucional; si se compara con la situación de los vigilantes o personal de seguridad, operador de radio u operador de vigilancia por cámaras de televisión de otras entidades públicas como: el Poder Judicial, Ministerio Público, Tribunal Constitucional, Defensoría del Pueblo, Congreso de la Repúblicas, Indecopi, OSCE, etc., cuyos trabajadores tienen régimen laboral privado y las empresas privadas de servicios, que si bien están comprendidos también en el régimen laboral de la actividad privada, sin embargo, no son calificados como obreros, sino como empleados; lo que conlleva a la interrogante:

¿por qué sólo en las Municipalidades al sereno, vigilante o operador de radio u operador de cámaras o personal encargado de la seguridad, debe ser considerado como obrero; y no así en las demás entidades públicas o en las empresas privados, ¿que tienen régimen laboral privado en los que tienen la condición de empleados?

 

Diferenciación entre un empleado y un obrero.

  • Este Colegiado estima que una adecuada distinción debe sustentarse en los siguientes elementos: i) la regulación normativa genérica de los trabajadores de las Municipalidad y específica de los serenos municipales, operador de radio u operador de cámaras; ii) en la preparación, capacitación y competencias que debe tener un sereno o operador de radio u operador de vigilancia por cámaras o encargado de seguridad ciudadana o vigilante municipal, dado la interactuación que debe tener con personas en relación a su seguridad y bienes; iii) los elementos objetivos y hechos concretos y reales, que deben concurrir en el caso de los serenos municipales y que deben ser evaluados en cada caso concreto;

  • En relación al primer elemento referido a la regulación normativa histórica del régimen laboral de los trabajadores de las Municipalidades; citamos las disposiciones siguientes:

  • El artículo 52° de la Ley N° 23583, Ley Orgánica de Municipalidad; señalaba que: "Los funcionarios, empleados y obreros, así como el personal de vigilancia de las Municipalidades son servidores públicos sujetos exclusivamente al régimen laboral de la actividad pública y tienen los mismos deberes y derechos de los del Gobierno Central de la categoría correspondiente."

  • Dicho dispositivo fue modificado por el artículo único de la Ley N° 27469 (Pub. el 01.JUN.2001), disponiendo que: "Los funcionarios y empleados, así como el personal de vigilancia de las municipalidades, son servidores públicos sujetos exclusivamente al régimen laboral de la actividad pública y tienen los mismos deberes y derechos de los del Gobierno Central de la categoría correspondiente. Los obreros que prestan sus servicios a las municipalidades son servidores públicos sujetos al régimen laboral de la actividad privada, reconociéndoles los derechos y beneficios inherentes a dicho régimen. Cada municipalidad elabora su escalafón de personal, de acuerdo con la legislación vigente."

  • Finalmente, el artículo 37° de la Ley N° 27972, Nueva Ley Orgánica de Municipalidades, señala que: "Los funcionarios y empleados de las municipalidades se sujetan al régimen laboral general aplicable a la administración pública, conforme a ley. Los obreros que prestan sus servicios a las municipalidades son servidores públicos sujetos al régimen laboral de la actividad privada, reconociéndoles los derechos y beneficios inherentes a dicho régimen."

  • Las normas citadas, son compatibles con el marco constitucional previsto tanto en la Constitución Política del Perú de 1979, en sus artículos 58°, 59° y 60°, como en la Constitución Política de 1993; que en sus artículos 39° y 40° precisan que todos los servidores públicos están al servicio de la nación, que la ley regula lo relativo al ingreso, derechos y deberes que corresponden a los servidores públicos, y se prevé un sistema único homologado de remuneraciones.

  • Si bien es cierto que conforme a lo anterior actualmente en el caso de los gobiernos locales, existen dos regímenes laborales diferenciados: el régimen laboral público o de la administración pública aplicable a los funcionarios y empleados; y el régimen laboral privado aplicable a los obreros; sin embargo, no se prevé o se incluye expresamente en la categoría de obreros a los serenos municipales y tampoco se excluye a los obreros de su condición de servidores o trabajadores públicos, compatibilizándose así con los textos constitucionales invocados, por lo que este Colegiado estima que a los policías municipales y al personal de serenazgo o vigilancia o operador de radio u operador de cámaras de las Municipalidades no se les atribuyó expresamente la condición de obreros; y que por el contrario la interpretación histórica conllevaría a sostener que los serenos tienen la condición de empleados, al reunir la condición similar a la de los policías municipales, a quienes nunca se les consideró obreros; en tal sentido atendiendo a que la atribución de la condición de obreros al personal de serenazgo o el personal de vigilancia o vigilantes, se aprecia que en los criterios jurisdiccionales emitidos por el Tribunal Constitucional y la Corte Suprema de Justicia de la República, no abordo el análisis específico respecto a: i) la naturaleza de las labores específicas cumplidas por dicho personal; ii) la predominancia o preeminencia de las labores manuales sobre las labores intelectuales; y iii) la distinción de las labores realizadas por dicho personal en comparación con las labores que se realicen en las actividades recolección de residuos sólidos, cuidado de jardines o ejecución de obras diversas, etc.

  • En torno a la naturaleza de las labores específicas cumplidas por dicho personal; cabe señalar que la demandada alega que el Operador de Cámara u Operador Técnico de Serenazgo, cumple, ejecuta labores de seguridad y vigilancia en el ámbito de la seguridad ciudadana, brindado apoyo a las operaciones de planificación y ejecución de operaciones de rondas y patrullares preventivos y disuasivos, intervenciones, brindando la información en tiempo real sobre espacios públicos, en los que se aprecien a vecinos u otros ciudadanos que son víctimas de accidentes o atentados; brindando al personal operativo la información necesaria para el éxito de las operaciones; los que suponen la obligada necesidad de tener los conocimientos, la capacitación y el dominio para el manejo y operación de las cámaras y la radio, lo que supone que se requiera de una necesaria y obligatoria preparación y capacitación, que en términos comparativos no resultan exigibles en la misma proporción o intensidad, para el caso de los obreros de limpieza o jardinería; con lo cual puede evidenciarse que dicha labor corresponde a la de un empleado y no a la de un obrero.

  • Respecto a la predominancia o preeminencia de las labores manuales sobre las labores intelectuales; queda claro que el personal de Serenazgo, u operador de radio u operador de vigilancia por cámaras, requiere de aptitudes y habilidades distintas y que no necesariamente guardan relación con el esfuerzo físico; sino por el contrario con capacidades y preparación de índole intelectual, lo que hace inferir la prevalencia de la actividad intelectual en la ejecución de la labor.

  • Con relación a la distinción de las labores realizadas por dicho personal en comparación con las labores que se realicen en las actividades recolección de residuos, cuidado de jardines o ejecución de obras diversas, etc.; cabe precisarse algunas peculiaridades que resultan exclusivamente a los obreros antes referidos, como son el vinculado a los horarios y jornadas de trabajo que es de lunes a sábado por 08 horas diarias o 48 horas semanales y con derecho al pago de horas extras si la jornada se extiende; y teniendo como hora de ingreso usual las 7.00 a.m.; a la hora prevista para el refrigerio que usualmente es a las 12.00 horas; lo cual es distinto al personal de Serenazgo, que igualmente en la generalidad de casos prestan servicios de 12 horas diarias, sin embargo no les corresponde el derecho a horas extras, dada la naturaleza de especial de su labor con lapsos de intermitencia y de espera; dado que se utilizan ordinariamente dos horarios: diurno y nocturno.

  • En relación al segundo elemento, referido a la preparación, capacitación y competencias que debe tener un personal operador de cámaras y operador técnico en el ámbito de la seguridad ciudadana, dado la interactuación que debe tener con los equipos y cámaras de seguridad y bienes; cabe referir que ello se corrobora con las exigencias normativas, tanto de normas municipales, como de disposiciones de diverso rango y nivel, como es el Decreto Supremo N° 012-2019-IN que crea el Registro Nacional de Serenos y de Serenazgo y Aprueba su Reglamento; cuyo sustento esencial estriba en atribuir como funciones exclusivas de las municipalidades: i) establecer el sistema de seguridad ciudadana, con participación de la sociedad civil y de la Policía Nacional del Perú; y ii) normar el establecimiento de los servicios de serenazgo en su respectiva jurisdicción; asumiendo sin embargo el liderazgo operativo la autoridad policial, siendo en tal virtud el Ministerio del Interior el ente rector de dicho sistema, con competencia para dictar normas y procedimientos relacionados con la Seguridad Ciudadana; como así también lo precisan la Ley 27933

    Son funciones del ente rector las siguientes:

    g) Administrar el Registro Nacional de Serenazgos, el Registro Nacional de Serenos y el Registro de Centros de Capacitación de Serenos.

    h) Certificar a los Centros de Capacitación de Serenos.

    i) Establecer los requisitos mínimos para la selección, ingreso, formación y capacitación de los serenos; y aprobar la estructura curricular básica de cualquier Centro de Capacitación de Serenos

    5.2. Funciones específicas:

    5) Formular, dirigir, coordinar y evaluar las políticas de seguridad ciudadana en atención a la prevención del delito, seguridad privada, control y fiscalización, así como, el registro y los servicios migratorios;

    6) Ejercer la rectoría del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana, articular y coordinar la política nacional de seguridad ciudadana entre el Gobierno Nacional, los Gobiernos Regionales y Locales, los organismos públicos y privados y la sociedad civil;

    7) Aprobar normas y establecer los procedimientos relacionados con la implementación de las políticas nacionales en materia de seguridad ciudadana, así como coordinar su operación técnica, las formas de articulación entre las diversas entidades involucradas y es responsable, como autoridad técnico normativa, del correcto funcionamiento del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana;

    Decreto Legislativo N° 1316 - Modifica la Ley Nº 27933, Ley del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana y regula la cooperación de los PNP con las Municipalidades para fortalecer el Sistema de Seguridad Ciudadana

     

     

  • La exposición de motivos del citado Decreto Supremo N° 012-2019-IN

    ANTECEDENTES:

    Que, por Ordenanza N° 1907, se creó el Sistema Metropolitano de Seguridad Ciudadana, cuyo objeto fue establecer las bases del Sistema Metropolitano de Seguridad Ciudadana; para integrar, coordinar, supervisar y garantizar estratégica y operativamente a los serenazgos municipales de la provincia de Lima y optimizar las coordinaciones de apoyo con la Policía Nacional del Perú.

    HISTORIA DEL SERVICIO DE SERENAZGO:

    Que, en la década de los años ochenta, por concentrar los esfuerzos en la lucha contra el terrorismo, se creó un vacío en el servicio policial en la seguridad ciudadana, incrementándose paulatinamente la inseguridad, lo que dio lugar a la contratación de seguridad privada y favoreció a la aparición de servicios de serenazgos en diversas municipalidades.

    La mayor parte de los serenazgos existentes, fueron creados hace más de 20 años, la mayoría en distintos residenciales de clase alta y media, a inicios de la década de 1990; y que además de la seguridad ciudadana, fueron dedicados a la erradicación del comercio ambulatorio y recuperación de las calles.

    Que, el servicio de serenazgo surge con el fin de aportar en tres tipos de servicios: i) como instrumento de autoridad del Alcalde; ii) como encargado del patrullaje y la vigilancia de las calles; y iii) atendiendo los pedidos de intervención del público.

    DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA:

    Que, no se contaba con información estandarizada, sistematizada, integrada y articulada, respecto a los serenos y los servicios de serenazgos en las municipalidades, lo que impide la toma de decisiones en conjunto con la Policía Nacional del Perú; por lo que era necesario la creación del Registro, que permita conocer no solo el historial laboral del sereno, sino también los antecedentes penales, judiciales, policiales; así como el nivel de estudios, capacitaciones, experiencia, etc.

    SERVICIOS DE SERENAZGO Y PERCEPCION DE INSEGURIDAD:

    Que, según el informe Perú: Indicadores de Gestión Municipal 2018, elaborado por el INEI, se tiene que la Provincial de Lima cuenta con 10,471 efectivos de serenazgo, que deben atender quejas de asaltos, robos, disturbios y violaciones diversas en agravio de las personal; sin embargo, la percepción de inseguridad es constante y permanente.

    Que, contar con un registro exacto, articulado e integrado, permitirá ahorrar costos en identificar el perfil apropiado del sereno y servirá como una línea de base para la toma de decisiones de los actores involucrados en la prestación del Servicio de Seguridad Ciudadana.

    CASOS:

    Dicha percepción de inseguridad, se basa en hechos reales: i) La muerte del joven Ivo Ivancovich, reveló que el Sereno que prestaba servicios en la Municipalidad de San Borja involucrado en dicha muerte, contaba con antecedentes penales por robo agravado y otros; ii) Entre la Av. Aviación y Jr. Bausate y Meza, la Policía Nacional, intervino a 03 serenos de la Municipalidad La Victoria, que cobraban cupos por parqueo en el emporio comercial de Gamarra y alrededores, como requisito para hacerles ingresar al parqueo; iii) La Municipalidad La Victoria despidió a 200 serenos, que trabajaban para las mafias en Gamarra, dedicándose al cobro de cupos, extorsiones y amenazas a empresarios; y que contaba además con antecedentes por asesinato, extorsión, secuestro y comercialización de droga, que inicialmente fueron concebidos como servicios individualizados de custodia.

    Con ello se evidencia un grave problema en la idoneidad del personal que presta dichos servicios en las Municipalidades; por lo que es prioritario que se cuente con una herramienta sistematizada, exacta y confiable y que permita tomar decisiones acertadas en seguridad ciudadana.

    FINALIDAD DE LOS FORMULARIOS:

    Que, la finalidad del Formulario Registro de Serenos - FOPRESE, es recopilar y conservar de manera sistematizada, la información del personal que presta el servicio de serenazgo en las Municipalidad, para facilitar la identificación, conocer la trayectoria laboral, antecedentes, formación académica del Sereno, para mejorar su accionar, desarrolló el análisis de diversos tópicos, entre otros aspectos vinculados a los antecedentes, la historia del servicio de serenazgo,descripción del problema, servicios de serenazgo y percepción de inseguridad, casos relevantes, y finalidad de los formularios,

  • El referido Decreto Supremo; contiene disposiciones vinculadas con el personal de Serenazgo, como son los siguientes:

  • El artículo 8°, referido a la información básica respecto al Sereno Municipal, alude a los datos de formación académica que comprende: a) nivel de estudios primarios, secundarios, técnicos, universitarios; b) Licencia de conducir (categoría); c) Servicio militar; d) Cursos, talles y otros; e) Escuela de Serenazgo/Tiempo: i) Participó (escuela de capacitación, cuenta con certificación de la escuela/diploma, constancia, no cuenta con certificación de la Escuela; ii) Participó / tiempo - semanas (especificar).

  • El artículo 11°, referido al contenido de la información básica, respecto a los servicios de serenazgo, en el numeral 2) alude a los datos generales del servicios de serenazgo: a) Normativa: Ordenanza que crea el servicio de serenazgo; b) Dependencia: Gerencia de Seguridad Ciudadana o la unidad orgánica que haga sus veces; c) Responsable de Seguridad Ciudadana; d) Directorio de Serenazgo del gobierno regional, municipalidad provincial, distrital o centro poblado, según corresponda; y e) Locales con los que cuenta el servicio de serenazgo.

  • El artículo 14°, impone la obligación de las Municipalidades, para que brinden información, cada vez que se produzcan cambios en el servicio de serenazgo, referidos entre otros a la formación académica, laboral y antecedentes del personal.

  • El artículo 16°, prevé la forma de asignación de un código para los Serenos y Servicios de Serenazgo registrados por las Municipalidades.

  • Igualmente es pertinente referir a funciones generales

    Funciones Generales de los Serenos.

    Vigilar e informar situaciones o comportamientos irregulares o ilegales que evidencien la comisión o actos preparatorios de delitos, faltas y contravenciones que se produzcan en su sector de vigilancia.

    Apoyar al ciudadano y la Policía Nacional del Perú en casos de comisión de delitos, faltas, actos de violencia flagrantes y accidentes.

    Comunicar de forma inmediata a la Policía Nacional del Perú, Bomberos, sistema de atención móvil de urgencias y otras instituciones, según se requiera, para la atención de situaciones de emergencia.

    Participar en operativos conjuntos con la Policía Nacional del Perú, Ministerio Público, Gobernación y otras instituciones vinculadas a la seguridad ciudadana, en el marco de los Planes de Seguridad Ciudadana.

    Apoyar al cumplimiento de las normas de seguridad ciudadana en eventos públicos de naturaleza comercial, deportiva, social, cultural y religioso.

    Apoyar en casos de incendios, inundaciones y otros desastres, en labores de auxilio y evacuación.

    Colaborar en mantener la tranquilidad, orden, seguridad y moral pública del vecindario, en el marco de los planes de acción de seguridad ciudadana de los gobiernos regionales, las municipalidades provinciales, distritales y centros poblados.

    Operar las cámaras de video vigilancia y el uso de las tecnologías de información y comunicación - TICs, permitiendo su articulación y conectividad con los centros de monitoreo de cámaras de vigilancia de la Policía Nacional del Perú y otros servicios de emergencia.

    En casos de delitos y faltas flagrantes podrá retener al presunto implicado, poniendo en forma inmediata al retenido a disposición de la Policía Nacional del Perú, en aplicación de la Ley Nº 29372, Ley de Arresto Ciudadano y Código Procesal Penal (Decreto Legislativo 957).

    Formular el respectivo parte de ocurrencias de todas las incidencias que se produzcan durante su turno de servicio.

    Proporcionar información al ciudadano de forma inmediata de centros comerciales, centros de salud, deportivos, religiosos, culturales, turísticos, vías públicas, y otros, en cuanto sea requerido.

    Apoyar subsidiariamente a la Policía Nacional del Perú para viabilizar el tránsito vehicular en caso de necesidad y urgencia (congestión, accidentes de tránsito, desastres naturales y otros eventos)

    Hacer cumplir las disposiciones establecidas en las ordenanzas regionales y municipales.

    Colaborar y prestar apoyo a los órganos de su respectivo gobierno regional, municipalidad provincial, distrital y centro poblado, cuando lo solicitan para la ejecución de acciones de su competencia.

    Supervisar el cumplimiento de las ordenanzas regionales y municipales, de los servicios públicos y de otros instrumentos de gestión en coordinación con las dependencias del gobierno local.

    Otras funciones relacionadas a la seguridad ciudadana, dentro del marco de la Ley.

    previstas en el Capítulo IV de la Resolución Ministerial Nº 772-2019-IN, de fecha 30 de mayo del 2019, que aprobó el Manual del Sereno Municipal, en los que se refieren a la vigilancia de comportamientos irregulares que evidencien la comisión o actos preparatorios de delitos, faltas y contravenciones; apoyo al ciudadano y la PNP, comunicar a la PNP, Bomberos y otras instituciones, para atender emergencias; participar en operativos conjuntos con la PNP y otras instituciones vinculadas a la seguridad ciudadana; apoyar al cumplimiento de las normas de seguridad ciudadana en eventos públicos de diversa índole; apoyo en casos de incendios, inundaciones y otros desastres, en labores de auxilio y evacuación; colaborar en mantener la tranquilidad, orden, seguridad y moral pública del vecindario; operar las cámaras de video vigilancia y usar las tecnologías de información y comunicación - TICs; en casos de delitos y faltas flagrantes podrá retener al presunto implicado; formular el parte de ocurrencias de todas las incidencias durante su turno de servicio; proporcionar información al ciudadano sobre centros comerciales, centros de salud, deportivos, religiosos, culturales, turísticos, vías públicas, y otros; apoyar a la PNP para viabilizar el tránsito vehicular; hacer cumplir las ordenanzas regionales y municipales.

     

  • Jurisprudencialmente, en la sentencia emitida por el Tribunal Constitucional en el expediente 04718-2016-PA/TC

    Los trabajadores municipales del serenazgo no son obreros sino empleados:

    En mi opinión, el personal de serenazgo no tiene la categoría de "obrero". En función a las labores que desempeñan, ellos son empleados y pertenecen al régimen laboral de la actividad pública, de conformidad con el artículo 37 de la Ley 27972, Orgánica de Municipalidades.

    El personal de serenazgo también realiza labores administrativas en la ejecución de sus servicios, toda vez que se encarga de registrar sus intervenciones y de redactar informes de las ocurrencias en el que participa. Y si realizan labores administrativas, entonces, deben ser considerados como "empleados". Así es como viene razonando el Tribunal Constitucional en el caso de los almaceneros de las municipalidades, donde se asume que tienen la categoría de empleados porque realizan "acciones administrativas" (véanse los Expedientes 04533-2013-PA/TC, 04126-2013-PA/TC, 03880-2013-PA/TC, 02508-2013-PA/TC, 02270-2013- PA/TC, 02121-2013-PA/TC, 01473-2013-PA, 00663-2013-PA, entre otros).

    Por otro lado, se debe tener presente que el personal municipal de serenazgo no ejerce una actividad puramente física ni mecánica, semejante a los servicios que prestan los trabajadores de jardinería, de limpieza o de guardianía de las municipalidades; sino que, además del esfuerzo físico, ellos también necesitan de habilidades intelectuales para ejercer sus funciones adecuadamente. Sus mismas responsabilidades así lo exigen. Incluso hacen uso de tecnologías específicas y se capacitan sobre seguridad ciudadana y derechos del ciudadano.

    Es más, el serenazgo hace tipificaciones de las intervenciones que realiza; coordina la planificación y ejecución de operaciones de ronda y patrullaje general con la Policía Nacional del Perú; desarrolla acciones de prevención y disuasión de actos delictivos; supervisa la seguridad de los espacios públicos; brinda atención y asistencia a las víctimas de los delitos, faltas o accidentes; presta orientación, información y auxilio a los vecinos, etc. De ahí que, a mi juicio, la función del serenazgo no debe ser considerada como manual, en vista que su labor en la práctica es más compleja y requiere de habilidades más que físicas.

    Cabe resaltar que la actual ley orgánica de municipalidades no dispone que el personal de serenazgo deba ser considerado obrero. De hecho, en los antecedentes legislativos de la ley orgánica precitada siempre fue considerado en una categoría distinta de la de los obreros:

     

    - Funcionarios

    - Empleados

    - Obreros

    - Personal de vigilanciaCategorías previstas:

    - Funcionarios

    - Empleados

    - Obreros

    - Personal de vigilancia Categorías previstas:

    - Funcionarios

    - Empleados

    - ObrerosRégimen laboral atribuido:

    Todos en el de la actividad públicaRégimen laboral atribuido:

    - Funcionarios, empleados y personal de vigilancia en el de la actividad pública.

    - Obreros en el de la actividad privada.Régimen laboral atribuido:

    - Todos en el de la actividad pública.

    - Obreros en el de la actividad privada.

     

    En ese sentido, si bien he suscrito la Jurisprudencia de este Tribunal que considera al serenazgo como obrero, considero que se debe reevaluar ese criterio y reconsiderar a estos trabajadores como empleados, por ser lo que corresponde a sus funciones reales.

    , el voto en minoría emitido por la Magistrada Ledesma Narvaez, expresa las consideraciones por los que considera que los Serenos Municipales no son obreros municipales; entre ellos porque el personal de serenazgo también realiza labores administrativas durante sus servicios, al registrar sus intervenciones y redactar informes de ocurrencias; por ende no ejerce una actividad puramente física ni mecánica, semejante a los servicios de jardinería, de limpieza; sino que, además del esfuerzo físico, también requieren de habilidades intelectuales para ejercer sus funciones adecuadamente; y sus responsabilidades así lo exigen; incluso usan tecnologías específicas y se capacitan sobre seguridad ciudadana y derechos del ciudadano; hace tipificaciones de las intervenciones que realiza; coordina la planificación y ejecución de operaciones de ronda y patrullaje general con la Policía Nacional del Perú; desarrolla acciones de prevención y disuasión de actos delictivos; supervisa la seguridad de los espacios públicos; brinda atención y asistencia a las víctimas de los delitos, faltas o accidentes; presta orientación, información y auxilio a los vecinos, etc.; es decir, su labor en la práctica es más compleja y requiere de habilidades intelectuales más que físicas; a lo que se suma que la actual Ley Orgánica de Municipalidades no dispone de modo expreso que el personal de serenazgo deba ser considerado o tenga la condición de obrero; y de hecho, en los antecedentes legislativos de la misma, siempre fue considerado en una categoría distinta a la de los obreros. (negrita es nuestro)

     

  • Conforme a lo anterior considerando que las labores principales de un sereno comprenden: la disuasión y prevención de hechos delictivos o conflictos ciudadanos, recolectar, resguardar evidencias, realizar el interrogatorio inicial de las víctimas o intentar solucionar los conflictos de tránsito o entre persona, en forma similar a la Policía Nacional del Perú, pues en el ámbito de la seguridad ciudadana siempre será el primero en intervenir y llegar al lugar en que ocurren los hechos, por el patrullaje permanente que realiza en diversas modalidades; acompañar a la labor de la policía nacional en la tarea de integrar al ciudadano en su propia seguridad (patrullaje integrado); apoyar en la recuperación de espacios públicos; contribuir en capacitar a los ciudadanos en la prevención; siempre requerirá contar con ciertas capacidades, conocimientos y aptitudes necesarios para: prever situaciones de riesgo y manejarlas de manera segura para él y la ciudadanía; involucrar a otras entidades de manera oportuna y efectiva según corresponda; minimizar el impacto en la alteración del orden público; proveer de información a su cadena de mando para la toma de decisiones y la asignación de recursos; conocer el vecindario que le toca patrullar, sea a pie o en algún medio o vehículo; tener identificados los puntos críticos y los horarios de funcionamiento de los locales comerciales de su sector; observar e informar sobre la conducta de las personas sospechosas y sobre cualquier situación irregular para la prevención de delitos (Ej. un automóvil dando vueltas de manera reiterada en alguna zona podría llevar a presumir que se trata de «raqueteros»

    Según la lingüista Martha Hildebrandt, el sustantivo «raquetero» designa al delincuente que roba en automóvil y en grupo, generalmente con armas de fuego. Proviene del inglés racketeer, derivado de racket, «actividad ilegal que implica soborno o intimidación, o que informe que el farol de un poste de alumbrado está quemada para evitar crear la situación propicia para que se produzca un robo; avisar que la luz de un semáforo no funciona para evitar un accidente o congestión del tránsito vehicular), o sobre cualquier situación que ayude al bienestar de los vecinos (Ej. informar si observa bolsas de basura sin recoger, comercio en la vía pública, áreas verdes sin adecuado mantenimiento, perros considerados peligrosos sin correa, escolares caminando por la calle en horario de clases, consumo de licor en la vía pública, viviendas en estado ruinoso, vehículos mal estacionados, etc.).

  • En torno al tercer elemento referido a los elementos objetivos y hechos concretos y reales, que deben concurrir en el caso de los serenos municipales y que deben ser evaluados en cada caso concreto; será necesario realizar el análisis contextual y social, de la actividad de Sereno o operador de radio u operador de cámaras, al estar comprendida en el marco de los servicios de seguridad ciudadana que deben brindar las Municipalidades, del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana y la política de fortalecimiento de dicho sistema, que obligan a contar con los servicios de personal que desarrolle las labores que reúna las capacidad y aptitudes necesarias para un servicio eficiente, los que no son exigibles en el caso de los trabajadores obreros.

  • Este Colegiado estima necesario señalar que en la actualidad si bien el consenso apunta a incluir en la noción de seguridad los riesgos y las amenazas no intencionales, como los accidentes de tránsito o la ocurrencia de desastres naturales como sismos, incendios o inundaciones; sin embargo, desde la perspectiva de los derechos humanos, la seguridad ciudadana no puede limitarse exclusivamente a la lucha contra la delincuencia, sino que su propósito será además generar el ambiente propicio y adecuado para la convivencia pacífica de las personas, vecinos o ciudadanos, con énfasis en las tareas de prevención y control de los elementos que pudieran generar la violencia, y que además deviene en el aspecto más relevante y principal en el enfoque de dicha labor.

  • En tal propósito, los gobiernos locales a través de la Gerencia de Seguridad Ciudadana ante el problema de la inseguridad ciudadana, están obligadas a planificar y ejecutar operaciones de patrullaje en apoyo de la PNP, brindar auxilio y resguardo a los vecinos y buscar una convivencia pacífica y ordenada; procurando dotarles la utilización de una plataforma tecnológica de observación y videovigilancia que les permite sistematizar los datos que se reportan sobre todo tipo de incidentes vinculados a hechos delictivos, o que ponen en peligro la seguridad de los vecinos, los que servirán para el desarrollo de estrategias para enfrentar este problema público.

  • Asimismo, dichas Gerencias se estructuran a través de una Subgerencia de Serenazgo, a cargo de un subgerente de quien dependen, funcionarios que se desempeñan como: jefes de zona, supervisores, coordinadores y los "serenos' que pueden ir a pie o en bicicleta, choferes de las unidades móviles (automóviles o camionetas), motocicletas lineales, operadores de radio y operadores de monitorear las cámaras de videovigilancia.

  • Ante ello, reiterando lo ya señalado, resulta innegable, la necesidad de la capacitación previa para al inicio de funciones del personal de la Subgerencia de Serenazgo, el que deberá tener como componente imprescindible la capacitación en materia de recojo y procesamiento de información, el uso de la tecnología para realizar los reportes de intervención (tales como radios tetra [terrestrial trunked radio] o, celulares personales); los que deberán ser certificados debidamente, entre otros como es de conocimiento público por la Escuela Metropolitana de Serenos, creada por la Municipalidad Metropolitana de Lima, y que fue diseñada para proveer capacitación a su propio equipo de serenazgo y también a serenos provenientes de las municipalidades distritales.

  • En resumen, este Colegiado estima que un Sereno municipal, Operario de radio y Operario de Cámaras, requiere contar con un perfil de competencias que le permitan el adecuado manejo de información y conocimiento para ejecutar dichas funciones, más si se tiene en cuenta que es el primer contacto de la Municipalidad con los vecinos, lo cual le exige cualidades y características que le permita desarrollar su actividad óptimamente; por ende, debe ser capacitado y preparado física y mentalmente para adquirir o mejorar sus cualidades morales, cognoscitivas, físicas, psicológicas y sociales y reforzar su vocación de servicio a la sociedad.

  • En relación a las competencias que requiere un Sereno, cabe referir los aportes de Holgersson

    Holgersson, S. & Gottshalck, P. (2008). Police officer's professional knowledge. Police Practice Research, 9(5), 365-377.

    , los que compatibilizados con lo señalado precedente, nos permite afirmar que el perfil del sereno municipal, exige las siguientes competencias: i) Competencias morales: sólidos valores éticos y morales, principalmente honradez, puntualidad y responsabilidad, y no tener antecedentes penales, policiales o judiciales; ii) Competencias cognoscitivas: coeficiente intelectual promedio o superior, conocimientos sobre técnicas de seguridad para hacer frente con éxito a los diferentes requerimientos de su profesión, tener disposición para el uso de herramientas tecnológicas y habilidades de comunicación, y mostrar capacidad de iniciativa; iii) Competencias físicas: aptitud para actuar en cualquier eventualidad que su labor lo requiera, conocimientos de defensa personal y contextura y fortaleza física equilibradas; iv) Competencias psicológicas: actitud mental positiva que le permita hacer frente a las exigencias propias de su función, capacidad de liderazgo, conciencia de la necesidad de subordinar el interés personal en beneficio de la sociedad, capacidad de reacción, actitud paciente para no reaccionar con violencia ante provocaciones y pensar y actuar con sentido común; v) Competencias sociales: capacidad de relacionarse asertivamente con otras personas, elevada conciencia de servicio; ser atento y cortés; expresarse con propiedad y claridad; y cuidar en todo momento su limpieza personal y vestimenta.

Análisis del caso concreto:

  • Con base en las consideraciones precedentes, es evidente que por la naturaleza de las labores o funciones que cumplen el Operador de radio y el operador de cámaras y exigencia del perfil que garantice su preparación y capacitación necesaria en diversos ámbitos competenciales; conocimientos en aplicación de estrategias operativas, sistemas de rastreo y video, administración de base de datos, se concluye desde una perspectiva conceptual que objetivamente las actividades que deben desarrollar dichos operadores, son predominantemente intelectuales, lo que debe conllevar a atribuírseles la condición de empleados.

  • En el caso de autos se verifica que el demandante desde enero a marzo 2015, ha brindado servicios como Operador de Cámara en la Subgerencia de Serenazgo, sujeto a contratos de locación de servicios, hecho que se puede corroborar con la Constancia de prestación de servicios y con los recibos por honorarios electrónicos, que obran a fojas 19 y de fojas 31 a 33 respectivamente; y a partir del 01 de abril del 2015, en adelante hasta la actualidad, viene prestando servicios como Operador de radio, como se acredita con la constancia de trabajo a fojas 20, los contratos administrativos de servicios de fojas 21 a 30 y las boletas de pago de fojas 34 a 37.

  • Conforme a lo anterior se concluye que el demandante se desempeñó como operador de cámara y operador de radio; y si bien alega que prestó servicios realizando funciones que corresponden a un personal obrero y le correspondería el régimen laboral privado; sin embargo, en este caso no acreditó que efectivamente haya cumplido labores de obrero; dado que los medios probatorios referidos, muestran que se desempeñó como Operador de Radio y Cámaras, actividad que se enmarca dentro del marco de la seguridad ciudadana que le corresponden a la entidad demandada y para cuyo ejercicio se requiere contar con las aptitudes y condiciones señaladas precedentemente en esta sentencia; por lo que este Colegiado estima que corresponde atribuírsele al demandante la condición de servidor en la categoría de empleado, desestimándose por ende, la petición de que se le reconozca la condición de obrero y con ello la sujeción al régimen laboral privado regulado por el Decreto Legislativo 728; concluyéndose por tanto que no cabe amparar las pretensiones del demandante sobre desnaturalización de los contratos de locación de servicios, invalidez de los contratos administrativos de servicios, reconocimiento de vínculo laboral indeterminado en el régimen laboral privado y el consecuente pago de beneficios sociales y económicos; por lo que debe declararse fundada la apelación interpuesta por la entidad demandada; estimándose los agravios y por ende, revocarse la sentencia apelada, declarándose infundada la demanda.

  • Adicionalmente, debe precisarse que la decisión de fondo que desestima la demanda, se emite en observancia del principio de congruencia procesal y la petición concreta formulada por el demandante al pretender que se declare la desnaturalización de los contratos de locación de servicios, la invalidez de los contratos administrativos de servicios y que se le reconozca un contrato de trabajo indeterminado sujeto al régimen laboral privado regulado por el Decreto Legislativo 728, dejándose a salvo su derecho para de estimarlo pertinente cuestionar los contratos dentro del marco del régimen laboral distinto al régimen laboral privado.

  • Finalmente, respecto al pago de costas y costos procesales, cabe indicar que el artículo 14° de la NLPT, señala que la condena en costas y costos se regula conforme a la norma procesal civil; en tanto que el artículo 31° del citado dispositivo, al referirse al contenido de la sentencia, precisa que la condena en costos y costas no requieren ser demandados. Su cuantía o modo de liquidación es de expreso pronunciamiento en la sentencia.

  • En el presente caso, se revocó la sentencia apelada, lo que supone el rechazo de la demanda y la calificación de parte vencida al demandante; sin embargo, conforme a lo previsto en el artículo 14° de la NLPT, considerando que el accionante tuvo motivos atendibles para litigar, dada la naturaleza de la pretensión invocada, cabe exonerar a la parte demandante de la condena en el pago de las costas y costos del proceso.

DECISIÓN:

Por estos fundamentos y de conformidad con el literal a), numeral 4.2) del artículo 4° de la NLPT, la Séptima Sala Laboral de la Corte Superior de Justicia de Lima, con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú:

HA RESUELTO:

REVOCAR la Sentencia N° 164-2022 contenida en la resolución número cinco, de fecha 29 de abril del 2022, que declaró FUNDADA la demanda sobre DESNATURALIZACION DE CONTRATOS Y OTROS; y REFORMANDOLA la declararon INFUNDADA en todos sus extremos, sin costas ni costos.

En los seguidos por SAMUEL ANTONIO PAREDES GALICIA, contra MUNICIPALIDAD DISTRITAL DE JESUS MARIA; y, los devolvieron al juzgado de origen para su archivamiento.